Mi esposa, infidelidad consentida en el cine



Por Elvi

Que hay? Soy Elvi, una ardiente, morbosa y muy buena chica casada mexicana, y quiero compartirles esta experiencia real de ayer con ustedes, comienza narrando mi esposo, espero se calienten y me escriban, y quiza nos veamos:

Hola, soy el esposo de Elvi, una ardiente y morbos√≠sima chica Mexicana de un estupendo cuerpo que le encanta lucir, y estas lineas son para describir lo que nos paso y vivimos hoy, que fue uno de esos dias especialmente cachondos de mi mujercita; ya desde anoche hicimos el amor riquisimo pensando en que ella habia invitado a un chico que trabaja en su oficina de nombre Tonatiuh, de no mas de 19 a√Īos, que es hijo de un buen amigo de ella; ella mas de 4 veces ha descubierto las miradas del chcio posada en los muslos de mi mujer cuando ella va ataviada al trabajo de su minifaldas, y aunque es mas de 10 a√Īos mayor que √©l, existe ya un cierto magnetismo de atraccion; ya antes habia ella fantaseado con seducirlo, pero para hoy teniamos planeando invitarlo a desayunar y luego a andar por ah√≠; asi es que pasamos por el al metro, cual no seria la sorpresa de √©l cuando Elvi se bajo del auto mostrando una atuendo especialmente sexy, una chiquifalda mucho muy corta y para remata!
r con aberturas a los lados, y una blusa negra que hacia lucir su ‚?opechonalidad‚?Ě con amplio escote redondo que permitia lucieran sus senos en esplendida forma; ella iba radiante y yo ya conocia esa mirada de Elvi‚?¶un mirada de seductora, una mirada de mujer caliente y ansiosa de sexo.

Nos dirigimos al restaurante Bisquets a desayunar, en la zona rosa, fuimos el centro de atracci√≥n al entrar y pasear entre las mesas aquella super mujer tan atrevidamente vestida, con zapatillas de tacon alto y de tiritas; el almuerzo estuvo lleno de chistes calientes y de insinuaciones de mi esposa, quien por cierto despu√©s me dijo que estuvo jugando con el pie tall√°ndoselo en el pantal√≥n al chico, quien se puso colorado y sudoroso; al finalizar, fuimos a una boutique de la zona rosa que se especializa en vestidos sexys, y mi mujer eligio 3 o 4 vestidos ‚?ome los puedo probar?‚?Ě le dijo a la chica que nos atendia y recibio el si; uno a uno fue poniendoselos y luego saliendo Elvi, dizque para mostrame a mi ‚?osi me gustaba‚?Ě, pero de paso el chico a mi lado, quien se dio un banquete de ojo con el cuerpo semidesnudo de mi mujer¬ł Uno de esos atuendos dejaba ver arriba todo transparente, pudiendose ver los enormes pezones negros de ella (para esas alturas erectos por !
la exitacion) y otro ense√Īaba por la espalda un escote que le llegaba, sin exagerar a el inicio de las nalgas, con la parte de enfrente con aberturas que dejaban ver sus muslos, se veia como Diosa del sexo. Luego vino un minivestido negro, con algunas aberturas arriba pero exageradamente corto, se veia que era mas chico de talla, pero ella se paseo como modelando frente a nosotros, y con cara inocente dijo, ‚?ono esta muy corto Toni?‚?Ě mira y volte√°ndose de espaldas dijo ‚?osi me agacho asi cuando estemos en la chamba para abrir un cajon, se me vera todo?‚?Ě y uni√≥ la palabra a la accion, agachandose y permitiniendo que el chico viera la tanga de hilo dental, o mas bien el final de los pelos pubicos, y buena parte de su desnudas nalgas. Que barbara, yo sabia como Ella disfrutaba cada parte de esto, pues le fascina poner a los hombres nerviosos y temblorosos por ella; el chico no pudo evitar llevarse la mano a frotarse el pene encima del pantalon; cuando ella se estaba po!
niendo otra vez su vestido, el chico pidi√≥ pasar el ba√Īo, supongo yo a ‚?orelajarse‚?Ě

Luego mi esposa propuso, ‚?oporque no vamos a los cinemas que estan cerca, me han recomendado una pel√≠cula , quieren? El chico y yo quedamos un tanto sorprendidos pues ese no era el plan, ero accedimos; ella escogio una pel√≠cula que apenas reunia unos cuantos asistentes, y como era mediodia menos gente habia aun; pero ella opto por sentarse casi hasta atr√°s, del lado izquierdo, asi es que quedamos fuera de la vista de los otros asistentes, no mas de 7 por cierto; ella se sento en medio de los dos, y permito que su minifaldita se trepara a todo lo que daba cuando cruzo la piernas‚?¶ bombeamos sobre lascaras de los que la vieron al entrar, y empezo la pel√≠cula, aqu√≠ dejenme que ella narre la continuaci√≥n de lo que ocurrio‚?¶

Habla Elvi:‚?¶. ‚?obueno, pues como ya lo dijo Uli estaba yo bien cachonda, asi es que no queria perder el tiempo, y cuando se pagaron las luces le dije a Toni:
Chiquito, tengo frio en las piernas porque me quit√© las medias, mira, ‚?o y le tome la mano para ponerla en mis muslos, ‚?¶ sus manos estaban sudorosas y temblorosas‚?¶ ‚?opeor que tienes papito‚?Ě redije.. el chico me dijo ‚?oes que estas muy bien elvi, eres toda una mujer‚?Ě .. me sonrei y le di un beso ligero, y entonces cruce la pierna, atrapando su mano derecha entre mis muslos; vi de reojo a mi esposo y le sonrei, y para no asustar al ni√Īo, tambien tome la mano de mi esposo y me la puede sobre la pierna, mas cerca de la rodilla, Uli entendi√≥ mi juego y comenz√≥ a sobarla; al rato el chico safo un poquito la mano y empezo tambien a sobar, y entonces perdido el recato, pues sus dedos empezaron a subir poco a poco hacia arriba, cada vez mas audaz, yo no decia nada, solamente me dejaba hacer y un par de veces me voltee a verlo; el estaba como hipnotizado viendo mis muslos, y de la pelicula, nada, claro;

Entonces descruce mis piernas pero para no ahuyentarlo, tome ntes su mano, manteni√©ndola en mis muslos, para que no la quitara, y eche un poco mi cuerpo hacia adelante, abriendo ligeramente las piernas. Lo mire a los ojos volteando, y le sonrei, al tiempo que recargaba mi cabeza en el asiento y cerraba los ijos, abriendo un poco la boca en se√Īal de placer‚?¶ √©l entendio al invitaci√≥n, y aunque sus dedos rozaban los de mi marido encima de mis piernas, seguia ya acariciando los muslos, pero sin subir al pubis‚?¶ voltte a mi marido y le dije al oido mientras le daba un beso ligero, ‚?oayudame‚?Ě, por lo que el puso su mano a un lado de la del chc9o y digamos ‚?ola impulso‚?Ě hacia arriba, permitiendo que su dedo menique tocara mis empapados vellos pubicos, de ahi en adelante ya no necesito ayuda alguna, pues sus j√≥venes pero morbosas manos empezaron a urgar sin recato mi vagina humeda‚?¶ sentia yo que chorreaba, y apenas los ruidos de la pel√≠cula apagaban mis gemidos!
disque ahogados; mi esposo entonces se alerto viendo que no viniera nadie (el siempre hace ese papel de vigilante, mientras yo gozo en lugares publicos); bueno, pero habia que consolar al chico, por lo que pose ahora mi mano en su pantal√≥n,.,, que barbaro, era una monta√Īa aquello, ‚?osacatela‚?Ě le dije al chico, quien no dudo y en un santiam√©n se saco la vergota, chorreante, empece a sobarsela poniendo un sueter arriba de aquella cosota, mientras sus dedos no dejaban de tocarme abajo,.. me volte y nos dimos unos besos riquisimos, vaya que si el chico sabia usar su lengua en mi boca, pues me ensalivo toda, al tiempo que nuestras manos volaban en nuestros cuerpos‚?¶ no se cuanto tiempo estuvimos fajando riquisimo, pero entonces senti como su respiraci√≥n se agitaba, s√≠ntoma indudable del orgasmo, y bueno, yo con aquella cosa, pues perdi la cabeza, y no estaba yo dispuesta a desperdiciar aquella ricura asi es que me agache metiendo la cabeza entre sus piernas para mamar a!
quella verga, para sentir sus palpitaciones previas a la erupcion, y ‚?¶pum, pum, pum.. la lava blanca empezo a brotar, y mi boquita carnosa a recibirla, casi me ahoga pues aunque se masturbo en el ba√Īo de la boutique, estaba a punto, me trague todo aquello, mientras sentia ahora las manos de mi marido hurgando en mi ano, (pues estaba yo volteada hacia el chico, alzando mis caderas) lo cual me provoco mas placer y me hizo tambien estallar, ‚?¶ mientras recibia aquellos en mi boca, mis jugos empapaban el asiento, y las manos de mi esposo; lo bueno es que en ese momento la pel√≠cula tenia una escena de persecuicones y balazos, que si no, nos cachan en esto‚?¶ levante entonces mi cara incorporandome, y no pude evitar besar a mi marido, y trasmitirle el sabor a semen..el no es gay, pero en nuestro morbo le encanta mamarme cuando vengo de hacer el amor con otro, haciendome el sexo oral, es algo que nos exita muchisimo‚?¶ luego de eso, y sabran a vestirse como se pueda en el lu!
gar, ahora si a ver si no nos habia visto (y si me vieron espero lo hayan gozando como yo); luego salimos de ah√≠‚?¶ a la siguiente etapa del placer de este dia‚?¶ Elvi



MŠs Relatos Erůticos



Relatos Erůticos

Autosatisfacciůn
Confesiones
Control Mental
Cybersexo
Dominaciůn
FantasŪas
Fetichismo
Filial
Gays
Lesbianas
Infidelidad
Intercambios
Interracial
Jovencitas
Maduras
Maduros
No Consentido
OrgŪas
Primera Vez
SadoMaso
Sexo Anal
Sexo Oral
Transexuales
Voyerismo
Zoofilia
Otros


Ligar y Conocer Gente

- Hombre busca mujer
- Mujer busca hombre
- Gays
- Lesbianas

- Chat
- Webcams
- Amistad
- Cybersexo


Nube de Tags

horoscopo juegos gratis musica noticias monografias casino tarot directorio de blogs tests interpretaciůn de sueŮos conocer gente peliculas online empleos poker angeles consultorio sexual becas diarios de viajes anime clasificados chistes fotolog videos online monografias