POR FAVOR MAMA NO



Por MARCEL MILORD

Con mis escasos 9 años, tendría que estar pensando en juegos, en paseos, divertirme, y no sufrir lo que sufrí, ver lo que ví.
Soy Pablito, hijo único de un matrimonio separado y vivo con mamá, pues papá se fue y lo veo poco, esta muy ocupado con su nueva pareja.
Mamá es completa, me cuida, tiene un muy buen trabajo,y como si fuera poco es linda, muy linda.

El pelo rubio natural, nunca se lo tiñó, sus ojos celestes, su hermoso cuerpo, con unos pechos medianos,fina cintura y hermosa cola, de esas que llaman, que incitan.Con sus 34 años esta hermosa, fruto a sus cuidados, va al gimnasio, se arregla permanentemente. No le faltan hombres que dan vuelta alrededor para conquistarla, pero ella nada, vive casi para mi, tal vez todavía enamorada de papá y todavía amargada por que la dejó.

Como dije antes, su trabajo es muy bueno, es gerenta de una compañía telefónica, gana muy bien, tiene un auto nuevo,nuestra casa tiene todo, no tiene deudas, y tiene un placard lleno de ropa.
Viste insinuante, pantalones apretados, polleras cortas, ropa interior muy chica, pero estoy seguro que desde que se separó de papá, hace 2 años, no se acostó con ningún hombre.

Ni siquiera salió con uno, siempre que no trabaja está conmigo.
Llegaron la vacaciones y mamá este año decidió ir a un lugar tranquilo,quería pasar todo el mes en algún lugar lejos del ruido, por eso alquiló una casa hermosa por la foto que vimos, chica, pero que parece de esas novelas de chicos, en un pueblo muy pequeño rodeado de bosque y alejada.

Estuvimos casi todo un dia haciendo las valijas, mejor dicho, ella las hacía.
Puso todo en el auto y nos fuimos a dormir para salir temprano.
Al otro día nos levantamos muy temprano y partimos.
Yo me dormí en el auto, pero por lo que mamá dijo, el viaje duró casi 8 horas.

Hasta que por fin llegamos, luego de mirar un mapa con la ubicación de la casita. Era hermosa,entramos y estaba un comedor chico pero con muebles nuevos de madera oscura, la cocina chiquita pero con todo el confort y un bañito chico.Subimos la escalera y estaban dos dormitorios, uno con cama grande y el otro con una cama chica, yo me acomode alli, y un baño mas grande que el de abajo con bañera.De afuera,un solo balcón unía las dos ventanas de los dormitorios.
Sacamos todas las cosa,colgamos la ropa en los roperos y mamá se acosto a descansar porque el viaje la agotó.
Yo me quedé en mi pieza y como a las 2 horas fuimos al pueblo a comprar provisiones.
El pueblo era chico, con casitas casi como la nuestra, y con un almacén que vendía de todo. Mamá compro comida para varios días, y volvimos a casa.
A la tarde salimos a caminar por unos caminos que había en medio de pinos muy altos. No caminamos mucho cuando nos encontramos con un rancho que no tenía nada que ver con lo que habíamos visto.
Era de madera vieja y techo de chapa, mal cuidado, la puerta de chapa torcida, muy feo.
Como los perros ladraban salieron dos tipos que al verlos nada mas no me gustaron.
Uno estaba vestido con una camisa sucia y un pantalón roto, tendría unos 45 años, barbudo, el pelo largo,canoso, atado con una colita atrás y dos aros en la misma oreja, como tenia la camisa abierta le sobresalían muchos pelos del pecho, se notaba que tenia el cuerpo peludo. Y alto, como de 1,90 metros.
El otro también tenia una camisa blanca sucia, un pantalón Jean todo sucio, de unos 70 años, el pelo blanco también largo y atado atrás, con barba blanca muy larga, un poco mas bajo que el otro. Ambos daban miedo, daban asco, al lado de mamá que estaba con un Jean apretado y una remera azul cortita que era ajustada marcándole sus dos pechos bien, y su pelo rubio muy bien cuidado, largo, con ese flequillo sobre la frente que la hacía una muñeca.
Mamá los saludó y les dijo que había alquilado la casita del bosque. Ellos no contestaron, solo la miraban de una manera que me asustó.
Mamá, visiblemente incómoda por la manera que la miraban dijo "Bueno, nos vamos,disculpen la molestia,hasta luego", me tomó de la mano y dimos media vuelta comenzando a caminar para nuestra casa. Me di vuelta y los vi con la mirada fija en el culo de mamá y uno me hizo una sonrisa que me dio mucho miedo.
Volvimos a la casa, y después de escuchar música, cenamos y nos fuimos a dormir.
Al otro día, mamá estaba acomodando cosas y yo salí a jugar afuera, estaba caminando cerca de la casa y los vi. Vi a los dos tipos parados mirándome, me quede duro, me daban mucho miedo, uno se acercó rápido, el mas joven, se puso a mi lado y me dijo"Hola nene y papá?", le dije que estaban separados y que mamá estaba conmigo nada mas. El tipo sonrió y le hizo una seña al otro que también sonrió, me volvió a mirar y me dijo"Que linda mamá que tienes, debe ser hermoso verla en bombachita", dio media vuelta y se fue con el otro.
Me quedé un rato parado del miedo, pero decidí no decirle nada a mamá para no preocuparla.
Esa noche hacía calor y después de cenar estábamos con mamá en la habitación de ella, mamá fue al baño, y cuando volvió estaba con una bombachita chiquita rosa y la remera cortita blanca, yo estaba parado al lado de la ventana y mire para afuera y los vi a ellos por el resplandor de la luna,parados al lado de un pino mirando a mamá.
Me fui a dormir con el presentimiento y el miedo que algo iba a pasar pronto.
Pasaron dos día y yo miraba a la noche pero no los veía, algo me decía que estaban mirando pero no los ví.
Cuando salíamos a caminar, yo miraba para todos lados cuidándome que mamá no se diera cuenta pero no los veía.
Una tarde estábamos con mamá a la orilla de un arroyo muy lindo sentados y aparecieron. Se sentaron al lado de mamá y empezaron a hablar de cualquier cosa. Lo extraño era que mamá les contestaba y se reía con ellos de cualquier cosa. Pasaron como 2 horas y mamá no daba señales de querer irse, hasta por momentos, mientras se reía se agarraban de las manos.
No me gustaba eso, pero no podía creer que a mamá le gustara esos dos tipos roñosos, sin dientes, horribles.
Paso otro rato largo y yo, incómodo, le dije a mamá que me quería ir a la casa, que estaba cansado. Ellos me miraron feo y mamá después de decirme que aguante un ratito mas se levanto y cuando ya nos íbamos a ir mamá les dijo "mañana volvemos acá, van a estar?".
El canoso, alto, el mas jóven le contestó "Si, por supuesto que si, pero esta noche va a hacer calor, nosotros nunca vemos nada por acá, no cierres la persiana, entiendes?".
Mamá se rió, dijo chau, y dio media vuelta agarrada de mi mano y nos volvimos a casa.
Esa noche después de comer, nos quedamos un rato escuchando la radio abajo en el comedor, y mamá de golpe me dijo "Bueno Pablito, vamos a la pieza, y dormite".
Me llevó y me acostó, ella fue a su pieza y cerró la puerta, algo que nunca hacía.
Al rato yo sabía que algo iba a pasar. Me levanté y entre las hendijas de la persiana miré afuera y los vi a los dos tipos parados, visibles, mirando fijo a la ventana de mamá, muy serios, y nerviosos.
Salí al pasillo y por la cerradura miré a la pieza de mamá, y la vi a ella parada en al balcón, con una tanga negra con encajes, muy chiquita y nada mas mirándolos. Termino su cigarrillo, entró y cerró la persiana.
Pensé que algo pasaría esa noche pero no fue así.
Al otro día estaba muy nublado, nos levantamos tarde, comimos algo al mediodía y después de estar por ahí fuimos al arroyo.
Mamá estaba con una remera roja y un short blanco, muy chiquito y apretado que le marcaba y dejaba ver la tanga negra.
No me gustaba eso, me sentía mal, sabía ahora que mamá estaba queriendo hacer algo con esos dos tipos feos y me ponía muy mal.
Cuando llegamos al arroyo los tipos ya estaban, miraron a mamá y el joven se empezó a mover nervioso. Se sentaron de nuevo al lado de mamá pero ahora la conversación era mas seria.
No escuchaban lo que hablaban porque lo hacían en voz baja.
Hasta que el canoso le dijo al viejo "Pedro, quédate un ratito con el nene que le voy a mostrar a la señora una cosita", y se levantaron mamá y el tipo, y caminaron hacia un árbol grueso a unos 30 metros.
Yo hacía que jugaba con un palito y lo tiré para atrás, el tipo ni me miró cuando lo fui a agarrar y de ahí vi con dificultad como mamá se estaba besando con el tipo horrible ese. Ella tenía sus brazos rodeando el cuello de ese asqueroso, roñoso tipo, y él la tenía de la cintura. Al rato, el tipo bajó las manos y la apoyó en las nalgas de mamá agarrándole los cachetes de la cola. Mamá cerró los ojos y sin dejar de besarlo bajó una mano y la apoyó en el bulto del tipo, lo comenzó a frotar y él se abrió el pantalón y saco una cosa muy larga y gruesa,terriblemente gruesa afuera, estaba durísimo. Mamá lo miró, hablaron, el tipo se reía y guardó su cosa.
Volví rápido y enseguida volvieron.
Mamá estaba agitada, nerviosa y asustada, sabía que era por lo que había visto, me dijo "Pablito, los señores van a venir esta noche a cenar a casa", y me agarró de la mano, justo empezaban a caer algunas gotas. Salimos corriendo y llegamos justo que se largó una lluvia fuerte.
Mamá estuvo un rato sentada en el comedor pensativa, nerviosa, me di cuenta que esa cosa terrible que vio la asustó, no pensaba en algo así, pero ya era tarde y ella estaba como excitada.
No podía mas y le dije "mami, no me gusta ese tipo, es feo, sucio, me da miedo, no quiero mami que hagas nada con él". Ella me abrazó y me dijo "Ya mi bebé, todo va a estar bien, vos sos chiquito y no te das cuenta pero mamá necesita eso" y me besó.
Al rato se fue a bañar, ya era de noche, ya estarían por venir. Salió del baño con una tanguita blanca con encajes que se le metía en la raya de la cola, sin corpiño, y se puso arriba un vestido cortito negro.Estaba como una verdadera muñeca, no entendía como ese monstruo la fuera a tener.
Llegaron al rato, y el tipo quedo loco mirándola, el otro también la miraba pero ya por su edad era como que no podía nada y encima el otro mandaba.
Comimos, hablaban pavadas, Ellos después tomaron Whisky, mucho, mamá también, y mamá agarró los platos y fue a la cocina.
El tipo la miró cuando iba, hizo un gesto con la lengua, se levantó, le dijo al otro "Pedro, quédate con el nene, no lo dejes que se levante". El otro asintió riéndose.
Fue atrás de mamá a la cocina, pero yo veía por un espejo que estaba en un costado.
Mamá estaba lavando los platos, el tipo se acomodó atrás de ella y comenzó a besarle el cuello mientras le levantaba el vestido. Después que lo levantó, le miró el culo a mamá, cerró los ojos, le dijo algo al oído, se abrió el pantalón y saco esa bestia gordísima apoyándola sobre la tanguita en el culo de mama y comenzando a refregarlo.
Mamá estiró una mano atrás y lo agarró de la cintura, giró su cabeza y se estrellaron en un largo beso de lengua.
El tipo estaba muy excitado, muy nervioso y le corrió la tanguita a un costado y se la quería poner ahí, pero mamá lo frenó, le dijo algo, se acomodaron y regresaron al comedor.
El tipo volvió primero y con voz alterada le dijo al otro "Bueno viejo, llévate el nene a dormir, prendé la radio y pone la música fuerte y duérmanse rápido". El viejo se levantó y yo también, apareció mamá acomodándose el vestido y me dijo "Anda tranquilo Pablito, dormite rápido, primero andá al baño y acostate hijo".
Subimos con el viejo, fui al baño, hice pis y el viejo cerró la puerta con llave y la puso en la mesa de luz.Yo me acosté en la cama y él en un colchón en el suelo. Ni bien se acostó quedó dormido después de poner la música fuerte.
Pero sentí que ya ellos subieron,sentí que fueron al baño y que después cerraban la puerta de la habitación.
Miré a mi ventanal y lo vi abierto, pero quería dormirme y despertarme al otro día.
No podía, era mas fuerte que yo, me daba vueltas en la cama y empecé a llorar bajito, escuchaba roncar al viejo, no quería a ese tipo lastimando a mamá, pero nada podía hacer.
Escuché un ruido fuerte en la habitación de mamá y no aguanté mas. Me levanté sin hacer ruido, fui de puntas de pie al balcón, salí, y caminé hacia el ventanal de mamá.
Me asomé y vi que la persiana estaba cerrada pero se veía entre las hendijas, y la vi a mamá solo con la tanga, chupando ese monstruo grueso, el tipo estaba desnudo, acostado boca arriba, su cuerpo era horrible, peludo, sucio, y gemía con los ojos cerrados teniendo a mamá de la cabeza con las dos manos.
Mamá lo chupaba por los costado y la cabeza enorme que esa bestia tenía, no lo podía agarrar casi, era muy grueso, gruesísimo.
Al rato mamá le dijo mirando a la terrible pija del tipo "No, es imposible esto, no la aguantaré ni siquiera por adelante, por atrás ni hablar", el tipo le dijo "Shhh linda, todo adentro tuyo, todo".
Ahora el tipo, después de darle un beso en la boca a mamá, bajó su cabeza y le empezó a chupar la vagina. La chupaba con fuerza y le metía la lengua, chupaba el clítoris. y mamá se retorcía para arriba mientras gemía, lo agarraba de la sucia y grasienta cabeza y le pedía que basta.
Pero él siguió y ya viendo que mamá estaba mojada, la miró y mamá mirándolo a él le dijo "Si hijo de puta, no puedo mas, meteme esa bestia ahora".
El tipo se subió encima de ella y la besó, sus lenguas se tocaban afuera, ella lo tenía de la espalda y él mientras, enfiló con una mano la gigante cabeza de su pija y la empezó a meter.
Mamá lo apretó por la espalda y largó un grito cuando la cabeza entró, estaba bien abierta de piernas y trataba de moverse para que la pija entre sin dolor, pero era muy gruesa, estaba empezando a desgarrar. El tipo metió mas y mamá largó otro grito, ahora le pedía que la saque que no la aguantaba. El siguió, la enterró de un empujón fuerte casi toda. Mamá gritó ahogada y levantó los brazos como implorando que basta, entonces el tipo la sacó.
Justo ahí sentí una mano en mi hombro, era el viejo que se había levantado y yo , mirando eso no lo sentí. Me hizo un gesto como que me callara con el dedo en la boca y me llevó a la pieza mia. Ahí me dijo "Estas mirando a mamita?, yo también me excito con esto pero no puedo hacer nada, casi no se me para, pero me masturbo, si me prometés que no vas a gritar o hacer ruido, vamos a ver como rompe a tu mami, mientras yo me pajeo. La va a romper hijo, mucho,va a ser duro ver eso, pero no me hagas enojar, esto va a ser así y nadie lo puede impedir, mamá hace de cuenta que está rota. Vamos a ver".
Fuimos y nos acomodamos,y el viejo sacó su pija casi muerta y se la empezó a manosear.
En la cama, mamá le decía que no soportaba la pija, pero el tipo mientras hacia que la escuchaba se ponía una crema que mamá tenía para las paspaduras mias . Se llenó toda la pija con esa crema y le puso en la vagina a mamá.
Se volvió a acostar encima de mamá, la besó y la volvió a poner. Ahora entró mas rápido y mamá largó otro grito mientras con las manos le pegaba en la espalda, "No, por favor, no, sacala hijo de puta me estas destrozando, no puedo mas", pero el tipo la metió toda y la dejó ahí. Mamá lloraba, el viejo a mi lado estaba loco tocándose la pija y me dijo bien bajito "La clavo el hijo de puta, pobrecita tu mamá tan linda que es, la va a matar el guacho".
El tipo tenia toda clavada a mamá y se empezó a mover encoma, le daba primero despacio pero después subió el ritmo y ahora la bombeaba fuerte. Mamá trataba de pararlo con las manos pero no podía el tipo. El sucio la miraba fijo a los ojos de ella que estaban mojados de lágrimas y yo veía su sucio culo subir y bajar fuertísimo. Le daba con todo, cada vez mas rápido y mamá fritaba y el también y en un momento le dijo "Comete bien mi pija amor, cométela toda mi vida, así, dame un hijo linda, dame un hijo de tu hermosa concha, quiero un hijo".
Casi me caigo de lo que escuché y el viejo, mientras miraba y se masturbaba me dijo "Vas a tener un hermanito, y tu preciosa mami va a vivir con nosotros, acostumbrate a decirle papá" y se reía.
Yo lloraba y veía ahora al tipo que le estaba dando con todas las fuerzas a mamá que le pegaba con el puño en la espalda para que afloje.
Ya iba una hora y el tipo seguía y seguía pero ahora mamá se acostumbró al monstruo y se movía gimiendo y acariciándole el sucio pelo, le soltó la colita y la melena sucia del tipo cayo sobre sus rostros.
El culo del tipo no se veía de tan rápido que subía y bajaba, hasta que le enterró todo su cañonazo adentro pegó un alarido horrible y la llenó de leche.
La dejó adentro diciéndole "Mami es nuestro nene este, deja mi leche adentro tuyo vida".
Quedaron tendidos los dos y nosotros volvimos a la pieza.
El viejo me dijo "Que te pareció?, viste que cogida bruta?, le saco sangre a la concha de mami y no te duermas que ahora le toca al culo hermoso de mamita romperse".
Escuchamos como iban los dos al baño, después silencio y como a la hora y ,media otra vez ruido.
Nos levantamos los dos y fuimos de nuevo al balcón.
Ahí vimos a mamá boca abajo con las piernas bien abiertas agarrada de los costados del colchon, y al tipo que terminaba de encremarse el monstruo y se colocaba sobre ella.
Le decía cosas en el oido a lo que mamá con los ojos cerrados le respondía.
El hijo de puta se reía y con una mano puso esa cabeza terrible en el agujero del culo de mamá.
El viejo me dijo "Hijo de puta, le va a romper el culito hermoso ese, lo va a destrozar".
El tipo le seguía diciendo casas a mamá y presionó la pija contra el agujero.
"AAAYYY NNOOOO", gritó mamá cuando sintió que la pija entraba y ahí el tipo presionó mas fuerte. Mamá gritaba y se quería mover pero no podia estaba bien trabada.la pija seguía entrando mientras el tipo la miraba y gritaba cada vez que mamá lo hacía.
Era horrible ver a ese oso horrible rompiendo a mamá por todos lados. La enterró casi toda en el culo abierto al máximo de mamá y ella lloraba y levantaba el colchón de los costados de la desesperación.
Espero un rato y la bombeó. Otra vez el culo del tipo se levantaba y bajaba perforando el culo de mamá con saña, con dureza, como con odio.
Mamá gritaba con todas sus fuerzas y el tipo le gritaba "Rompete carajo, afloja el culo que ya esta roto estúpida no hagas fuerza para afuera que no la voy a sacar. Quiero verte el culo todo roto".
Y le empezó a dar con todo.
De nuevo el culo del tipo casi no se veia de tan rápido que subía y bajaba y se sentía un ruido terrible cuando chocaba con las nalgas de mami.
Seguía dándole y mamá trataba de acompañarlo para que doliera menos la penetración pero era difícil, hasta que encontró el ritmo y ella ahora también se movía.
Ahora ella gemía y se quejaba del gran dolor que sentía.
Una hora y 15 minutos le dio al culo de mamá, la sacaba cada tanto, veía como el culo estaba abierto, muy abierto, se reía y se la volvía a enterrar toda. Hasta que la llenó de leche.
Los que días que sucedieron fueron así, ellos se quedaron en casa con nosotros y todas las noches y durante el día el tipo la cogía a mamá con la misma fuerza y siempre con dolor para ella.
Nos volvimos, mamá quedó embarazada, tuvo un varón y ahora vivimos con ellos en el pueblo ese, mamá compró esa casita y ahí estamos los tres. Ya me resigné a eso.

MARCEL MILORD
daniel@marcelmilord.com.ar
www.marcelmilord.com.ar



Más Relatos Eróticos



Relatos Eróticos

Autosatisfacción
Confesiones
Control Mental
Cybersexo
Dominación
Fantasías
Fetichismo
Filial
Gays
Lesbianas
Infidelidad
Intercambios
Interracial
Jovencitas
Maduras
Maduros
No Consentido
Orgías
Primera Vez
SadoMaso
Sexo Anal
Sexo Oral
Transexuales
Voyerismo
Zoofilia
Otros


Ligar y Conocer Gente

- Hombre busca mujer
- Mujer busca hombre
- Gays
- Lesbianas

- Chat
- Webcams
- Amistad
- Cybersexo


Nube de Tags

horoscopo juegos gratis musica noticias monografias casino tarot directorio de blogs tests interpretación de sueños conocer gente peliculas online empleos poker angeles consultorio sexual becas diarios de viajes anime clasificados chistes fotolog videos online monografias