CUANDO COGEN LAS COMADRES SE SABEN LAS VERDADES



Por MUJER CACHONDA Y GANOSA

Los refranes son Evangelios chiquitos decía alguien y en México hay una institución muy antigua y de profundo respeto, el compadrazgo, o sea el que alguien lleve a bautizar al hijo de otra persona ce que ese vinculo sea eterno, aun si se separa la gente, o si el ahijado se muriera, el compadrazgo sigue, y si les comento esto es porque ya les he contado que mas de una vez salimos de Acayucan mi comadre Alicia y yo a pasear, de compras o hasta para ir a ver al médico, a Veracruz, Orizaba o el D.F., aunque de verdad no siempre íbamos a lo que decíamos, sino que nos juntábamos, planeábamos bien una salida, y nos íbamos a coger, sea con algunos amigos desde donde vivimos, o con alguien que conociéramos por allá donde fuéramos a pasear.

Hemos cogido con negros en Belice, y con algún chilango en el D.F, desde luego cuidándonos mutuamente ya no las espaldas sino las nalgas, y una es tapadera de la otra, y en general nos llevamos bien, ya que hemos sido amigas desde la secundaría. Ella Asistió a mi boda y fue madrina de lazo y bromeamos mucho sobre esto ya que se supone que eso es símbolo de unión duradera. Luego, nos bautizamos mutuamente a nuestros primeros hijos y nos convertimos en comadres. La cosa es que yo tenía fuertes problemas con mi marido porque a él le pegó diabetes y de plano ya no se le paraba como antes. Me considero una mujer muy caliente y mi marido me dejaba con ganas así que por fuerza tuve que buscarme un amigo y para no despertar sospechas, le pedía ayuda a mi comadre para que me sirviera de tapadera. Nos íbamos a Coatzacoalcos y ya ahí la dejaba en un Centro Comercial muy grande y yo me iba con mi amigo a uno de los moteles que recién han abierto allá.

Luego de dos o tres horas salía yo muy bañadita y después de dejar a mi amigo en su trabajo iba por la comadre y las dos muy santitas nos regresábamos a Acayucan, pero un día llovía bastante y antes de dejar a mi amigo fuimos a recoger a mi comadre. Ella no conocía a mi amigo, un médico del IMSS con el que cojo desde hace ya mas de un año, pero cuando los presenté dentro de mi coche, pude ver la mirada golosa del doctor hacia los senos de mi comadre, y ella se puso roja cuando él le tomó la mano, indicio de que el tipo le había causado alguna inquietud cuando menos. Luego, ya de regreso, mi comadre me dijo:

-Ay comadre… tremendo palo que te estas comiendo… se ve que el doctor está bien bueno y además de educado se ve que lo traes bien enculado porque no dejaba de mirar tus piernas, comadrita.

-Mira comadre –le contesté- no te hagas tonta que se ve a leguas que te movió el tapete el doctor. ¿Verdad que está guapo? Y además, amiga, coge riquísimo, y te hace venir de distintas maneras… aunque te diré, amiga, que es medio depravado, porque cuando ya me tiene bien caliente, me empieza a pedir cosas que de plano llega un momento que solo por el respeto que le tengo a tu compadre es que me he aguantado comadrita.

-¿Pues que te ha pedido, que no le puedas dar, comadre? Ya te acordarás que allá en Belice hasta por detrás nos dieron aquellos negros, y aunque regresamos con las piernas anchadas, y con trabajo podíamos estar sentadas recuerdo que lo disfrutamos rico… y ya que a una, como mujer, nos estrenan el chiquito… Si ya dimos el culo, comadre ¿Qué más nos pueden pedir que no podamos darlo? –me dijo entre risas la comadre Alicia.

-Mira comadre, aparte del culo, que por cierto ya se lo entregué- el doctor me ha pedido oras cosas que, la mera verdad, me hace cus cus aceptar –le dije y miré de reojo su reacción. Ella se mostró mas interesada y sonriendo, me insistió:

-Anda, comadrita… dime que te pide ese papacito… yo que tu le decía que si, y mas porque supongo que es discreto y sano… y además, se ve que le gusta lo bueno porque te invita a esos nuevos moteles.

-Bueno, si, así es… pero la cosa es que me ha pedido hacer un trío con un amigo de él, también médico. Me dice que la vamos a pasar súper y no lo dudo porque incluso me presentó al otro doctor en el Hospital del Seguro. Lo malo es que ese doctor es alto y muy moreno, y quiere mi amigo que me deje coger por los dos, y me garantiza que tendré mucho placer.

-Ay, comadre, yo que tu me animaba, ¿Te imaginas convertida en un sándwich entre ese mangazo y el otro?

-Pues si, comadre, pero me lo dice para que me anime porque sabe que me gustan gruesotas y largas, pero si me cogen entre los dos, uno de ellos me la metería por detrás y eso es lo que me hace pensar, porque hasta me pueden dejar haciéndome caca sin sentir, con el culito desflorado… ¡Oye comadre, habías de animarte y así, tu con uno y yo con el otro y así si les damos batalla a los dos!- le dije a mi amiga y comadre, y ella solo se sonrió, seguramente imaginando lo que haríamos con los dos médicos. Llegamos a su casa y nos despedimos, prometiendo llamarnos por teléfono. Me regresé a mi casa y como siempre, actué como la esposa amable que busca satisfacer a su esposo.

A los dos días hablé con mi comadre y me dijo que había estado pensando en mi propuesta y que sí se animaba pero debía yo asegurarme, me dijo, de que el otro doctor fuera discreto de verdad, porque mi compadre, su esposo, tiene muchas amistades entre el personal del IMSS y tal vez hasta lo conociera. Le aseguré la discreción de los dos médicos y apenas colgué, llamé a mi amigo a su celular. Pareció encantado de mi propuesta de hacer un cuarteto y no un trío, y mas cuando le dije que mi amiga me iba a apoyar, lo que confirmo que si le había movido el tapete también ella a el. Quedamos en vernos a los dos días, ya que descansaba junto con su amigo, y la historia se repitió, ya que mi comadre y yo discretamente nos subimos al coche del otro médico en el estacionamiento de Chedraui de Acayucan.

Nos presentó mi amigo y luego nos fuimos rumbo a Coatzacoalcos ya que mi comadre me había dicho que disponía de toda la mañana porque su esposo se había ido a trabajar por Cosamaloapan y regresaría hasta la noche. Los dos hombres se portaron atentos y educados, platicando de todo un poco y diciéndonos que nos veíamos guapas, que estábamos hermosas y floreando nuestros cuerpos, ya que la verdad nos habíamos esmerado en ponernos lindas para esta experiencia de cuatro. Como les dije, mi comadre y yo éramos ahora si que HERMANAS DE LECHE porque en Belice habíamos cogido las dos en el mismo cuarto con dos negros lindos, pero esas dos veces que lo hicimos, nos habíamos echado unas cervezas y eso nos había animado a dejarnos coger por los negros que vivían lejos y calzaban grande… ¡Pero que rico nos cogieron!

Llegamos a Coatza y el otro doctor, Arturo se llama, dijo que antes deseaba hacernos un regalo y le dio una dirección a su compañero. Se trataba de una SEX SHOP y se bajó el solo, aunque quería que lo acompañáramos a elegir el regalo pero, la verdad, esta tienda está muy céntrica y alguien conocido podía vernos e irle con el chisme a nuestros esposos, así que el doctor Arturo se bajó solo. Regresó poco después con un paquete en la mano. Sonrió al subir al coche y nos puso la bolsa en las manos advirtiéndonos de no abrirlo hasta llegar al motel. Eligieron uno nuevo por el rumbo de la Universidad y entramos. Nos asignaron un cuarto y este era amplio y lindo, con espejos por todos lados y con una televisión enorme que Arturo prendió apenas entró. Mi comadre le dijo, en broma:

-Ay, Arturo, ¡No me vayas a salir como mi marido, que prefiere ver la tele, las noticias o el futbol, que cogerme! Cuando te bajaste en la tienda pensé que habías ido a comprar un video

-No, para nada Alicia… compré esto, para ver si les gusta- dijo Arturo, sacando un tremendo consolador negro de unos 20 cms de largado y fácil, de pulgada y emdia de diámetro. Mi amiga y yo nos miramos peor no dijimos nada, y Arturo entendió que por lo menos de momento no íbamos a dejarnos meter eso en nuestros ponches o culos y con disimulo, Arturo continuó -es para sintonizar una película porno que nos haga ambientarnos… ¡Mira, esta parece estar buenísima! –dijo, al tiempo que aparecía en pantalla una pareja cogiendo en un 69 que era digno de verse, mientras otra pareja cogía de a perrito en la otra cama.

-¿Qué te inspiras con eso o prefieres hacerlo en vivo y a todo color? –le dijo mi comadre.

-¡Claro que prefiero hacerlo yo que verlo en pantalla, y además, te ves tan buena que estoy seguro, Alicia, de que la vamos a pasar de maravilla –dijo galante el doctor, al mismo tiempo que se acercaba a besar en los labios a mi comadre que se dejó hacer y ví cómo entrelazaba su lengua con la del doctor Arturo.

Mi amigo fue a la ventanita a recoger las cervezas que había pedido cuando entramos y me entregó una para, luego, tomarme del brazo y llevarme hasta el sofá. Nos sentamos, y desde ahí pudimos ver cómo empezaban a fajar mi comadre y Arturo. Mi compadre está sano hasta donde yo sé, pero es de esos hombres que se vienen en segundos apenas se la está metiendo a mi comadre y eso hace que ella ande siempre con hambre, según me ha dicho, así que entendí su ansia cuando casi en segundos le bajó el cierre a Arturo y se hincó para empezar a mamársela. El estaba feliz, sonriendo y agarró a mi comadre de la cabeza para luego mover sus caderas metiéndole la verga hasta la garganta. Estaba bien armado el doctor, y además, estaba bien rasurado, algo que me encanta en los hombres, porque así podemos sentir mejor sus huevos y nos animamos a besárselos, y acaríciaselos, pero el doctor sabia lo que estaba haciendo porque aunque pareciera forzar a mi comadre en realidad ella lo estaba disfrutando, y dentro de mi sentí un gusto enorme de ser testigo de su placer… además de que viéndola coger y ella a mi nos encubriríamos siempre nuestras cosas intimas.

Yo sobaba la verga de mi amigo y nos besábamos pero en realidad el espectáculo lo daban mi comadre y Arturo y es que mi amigo me había dicho que Arturo vivía solo ya que su mujer, médico también, estaba haciendo una especialidad en México y solo se veían… y cogían, cada mes, cuando a ella le daban un descanso, así que Arturo la traía casi igual de atrasada que mi comadre y por eso se daba vuelo cogiendo. Ella le mamaba la verga que daba gusto y ya estaban en el otro sofá. Mientras ella mamaba, él le sobaba las nalgas y buscaba el agujerito trasero de mi comadrita. Ella solo trataba de decir que no pero como tenia la boca llena no se le entendía bien, así que solo movía la cola para que Arturo no le atinara a su agujerito. No sé porqué, pero a la mayoría de los hombres se les antoja siempre coger por el hoyo trasero y eso debe ser un premio, algo que deben haberse ganado después de habernos calentado muy rico, y así, ya hirviendo, nosotras mismas aflojamos el chiquito, y damos todas las facilidades para que nos la metan por atrás, pero así de primera intención no se me antoja y creo que a ninguna mujer.

Por fin empezamos a fajar mi amigo y yo. Nos tenemos confianza y por eso sabemos lo que nos gusta y a qué horas nos gusta, así que la llevamos con calma. Nunca nos precipitamos y hacemos que el otro tenga el mayor placer posible. Me había gustado la idea de cogerme a Arturo pero ahora, viendo cómo se cogía a mi comadre, la mera verdad me sentía como decepcionada ya que el hombre, aunque guapo y bien dotado, necesitaba ahora si que una asesoramiento, y así se lo dije a mi amigo cuando lo estaba besando en la oreja, cosa que a él le prende de verdad. El solo asintió con la cabeza y seguimos disfrutando del sexo mientras de reojo veía lo que mi comadre y Arturo hacían. Se la metió muy rápido para mi gusto, y la forzó haciéndoselo de a perrito. Luego quiso metérsela por el chiquito y ella de plano se negó, aduciendo que le dolía la colita porque nunca lo había hecho por atrás y eso, lejos de desanimar al doctor lo puso más caliente porque no hay hombre que no desee ser el primero, ya sea en el ponche o en el culo de una mujer.

Mi comadre se medio molestó y por un momento dejaron de coger y se pusieron a vernos gozar. Debo decir que me encantó demostrar mi versatilidad en la cama ya que todo lo hicimos con calma, se la mamé lo mas rico posible, el me hizo el sexo oral y me hizo venir tres veces en su boca mientras con suavidad acariciaba mi culito así que yo le hice lo mismo, el sentadito en el borde de la cama y yo hincadita, sobándole los huevos, enorme sy pesados, y mamándole la verga. Le hurgaba el culito porque sé que le gusta y de reojo vi a mi comadre sonriéndome, animándome a que le hiciera mas y más cosas a mi doctor, así que con delicadeza comencé a meter mi dedo dentro de su culito y el, suspirando, aflojó su esfínter para que mi dedo entrara con facilidad. Vi que Arturo miraba atento lo que le hacia yo a su amigo y colega, y volvió a besar a mi comadre. Los dos se habían prendido de vernos coger y eso estaba muy, pero que muy bien, ya que me daba pena por mi comadre que estuviera ahora si que contando dinero delante de los pobres.

MI amigo y yo lo hicimos de muchas formas, como siempre que cogemos. Cuando estamos a solas a veces hasta descansamos un poco y le seguimos pero ahora, con testigos, debíamos hacerlo aun mejor y créanme que ll disfruté mucho. Mi comadre agarró la onda cuando fuimos al baño y rápidamente le dije:

-Mira comadre, a lo mejor no salieron las cosas como tu pensabas, pero disfruta lo que tienes, goza hoy hasta donde el doctor aguante y para la otra te prometo que te presto al mío y tu me dejas a Arturo.

-Hum, comadre, a mi se me hace que ya no va a haber otra vez, porque el cuate este es medio pendejón y hay que enseñarle casi por donde se coge. Ya casi se viene dos veces y estoy segura que si acaba, ahí termina la fiesta porque no creo que se le vuelva a levantar… si calza grande pero no creas que la tiene tan dura… ¡Tengo unas ganas, amiga, de cogerme al tuyo!

-Pues te prometo que te lo presto… es mas, déjame ver si ahorita mismo podemos intercambiar.

-Ay comadre, te lo voy a agradecer, porque la verdad pensé que Arturo lo hacia muy bien y no es así, y eso de irme con hambre de plano no se vale, comadre.



-No te preocupes, amiga… eso lo arreglo yo ahorita… déjame salir y tu sales del baño en unos tres minutos- le dije sonriéndole y animándola, ya que la verdad traía una carita de amargada que apenas podía con ella, y salí del baño dispuesta a sacrificar mi placer para que mi amiga y comadre no se quedara con ganas de coger como debe ser. Estaban los dos bebiendo una cerveza así que me puse a su lado abrazando a mi amigo pero sonriéndole a Arturo. Su verga estaba dura pero no demasiado y con naturalidad se la agarré. Pude ver una sonrisa de complicidad en mi amigo que, para disimular, se bebió un sorbo de cerveza. Comencé a masturbar a Arturo y se le fue poniendo más y más dura. Miré a mi amigo y le dije:

-¿Me permites mamársela un poquito? Dice mi amiga que la tiene muy sabrosa y quiero ver si es cierto. Por lo pronto ya se le siente durísima -dije, sonriendo, y Arturo estaba mas que feliz por el halago tanto mío como el supuesto de mi amiga y comadre.

MI amigo entendió a la perfección ya que lo habíamos hablado por teléfono cuando hicimos la cita, así que me dejo hacer a mi gusto. Arturo no era mal amante pero tenia ahora si que el tanque lleno, los huevos se le sentían durísimos de tanto semen que no había entregado a su mujercita, y alguien debía aprovecharlos. Me hubiera encantado que fuera mi comadre peor si no me encargaba del asunto, el pobre Arturo hasta tendría que masturbarse para botar toda esa leche y era un desperdicio, así que de plano me puse a coger con Arturo y mi comadre, al salir, vio esto y sonriendo se acercó a mi amigo para, ahora si, disfrutar de una buena cogida, ya que debo decir que mi amigo sabe coger y es de los que siempre procuran que una, como muer, disfrute de verdad en la cama y como dicen, LAS DAMAS PRIMERO.

Pudimos, ahora si, disfrutar del sexo como debe ser, ya que los dos se aguantaron lo suficiente y empleamos desde la cama hasta el jacuzzi, y desde el POTRO DEL AMOR que hay en las habitaciones, hasta los sofás y lo hicimos en todas las posiciones posibles. Me encanta que me succionen los pezones y los dos médicos lo sabían hacer muy bien. Pude oír cuando mi comadre se vino tan solo por las mamadas que le daba mi amigo en sus senos al mismo tiempo que le sobaba el ponche con una mano y el culito con al otra y las dos terminamos dejándonos coger por el chiquito. A mi me la metió Arturo estando boca abajo y con las nalgas paradas, Fue un poco brusco pero me gustó, y se vino dentro e mi ano, aunque con condón desde luego.

A mi amiga, el doctor se la metió estando los dos en posición de cucharitas, y Arturo y yo les echábamos porras animándolos hasta que los dos pudimos ver cómo la verga del doctor se perdía entre el ano de mi comadre. Ella pujó un poco porque mi amigo la tiene gruesa pero pudo tragársela enterita por el culo, y luego, metiendo su mano entre sus piernas, acariciaba los huevos del doctor hasta que éste se vino… y luego que le sacó la verga del culito, mi comadre tomó con delicadeza el condón lleno de semen y después de hacerle un nudito, lo puso reverente en el buró del motel para, según ella, ir a la Iglesia a ponerle una veladora porque le había dicho al doctor, mi amigo, que era virgencita del culo… y mi amigo desde luego fingió creerle, ya que es un caballero.

Luego de que los cuatro terminamos, nos metimos a bañar en parejas. Yo le lavé su verga, huevos, espalda y culo a Arturo, le di unas mamaditas mas y salimos del baño felices y frescos. Nos vestimos con calma mientras mi comadre se bañaba junto con mi amigo, y luego de bebernos las ultimas cervezas, salimos al garaje, y ya en el coche íbamos platicando de esta experiencia y nos prometimos repetirla a la brevedad posible… ¡Así lo hicimos y ya en la segunda cogida en cuarteto si usamos el consolador que Arturo compró, pero eso luego se los platico!

MI CORREO ES maridocomplaciente@yahoo.com



Más Relatos Eróticos



Relatos Eróticos

Autosatisfacción
Confesiones
Control Mental
Cybersexo
Dominación
Fantasías
Fetichismo
Filial
Gays
Lesbianas
Infidelidad
Intercambios
Interracial
Jovencitas
Maduras
Maduros
No Consentido
Orgías
Primera Vez
SadoMaso
Sexo Anal
Sexo Oral
Transexuales
Voyerismo
Zoofilia
Otros


Ligar y Conocer Gente

- Hombre busca mujer
- Mujer busca hombre
- Gays
- Lesbianas

- Chat
- Webcams
- Amistad
- Cybersexo


Nube de Tags

horoscopo juegos gratis musica noticias monografias casino tarot directorio de blogs tests interpretación de sueños conocer gente peliculas online empleos poker angeles consultorio sexual becas diarios de viajes anime clasificados chistes fotolog videos online monografias