mi niña



Por papaoso

Mi niña.
vivo en la ciudad de mexico, desde que era aun un niño, me atraian los temas relacionados con el sexo, se puede decir que fui algo precoz. Ahora les voy a contar una historia que uno de mis amigos mas intimos me platico, después de descubrir mi e-mail en esta pagina.
Comencemos pues: mi nombre es Roberto y quiero contarles como inicie una bonita relacion con mis tres hijas, ellas se llaman Angelica de 22 años, Clara de 21 y Rita de 20 años. Todo comenzo cuando ellas tenian 8, 7 y 6 años. Mis niñas siempre han sido muy apegadas a mi porque las conciento y las mimo desde que eran unas bebecitas. Afortunadamente tengo un trabajo estable y mi esposa tambien tiene un buen puesto en una universidad particular de esta ciudad, que se encuentra al sur. Siempre hemos sido muy abiertos en la familia y era comun andar en ropa interior cuando estabamos descansando.
Con mi esposa Berta, siempre he mantenido una vida sexual satisfactoria y hasta la fecha nos seguimos queriendo mucho, pero en esa epoca en que mis niñas estaban pequeñas, no se como fue el detonante de saberme “dueño” de mis “mujercitas”, el saber que me querian mucho, como yo a ellas, me hacia sentir mucha confianza con mis niñas. La cuestion es que con motivo de una convención que mi esposa tuvo en los Estados Unidos, tandria que salir y dejarnos solos a mis bebecitas y a mis por cinco dias. Platicamos con mis niñas y les explicamos que su mami tendría que salir y ellas lo entendieron muy bien. Yo solicite un permiso para que pudiera recogerlas de la escuela en la tarde y ya no regresaria a trabajar para poder cuidar de ellas. Convencimos a una cuñada para que por favor las llevara temprano a la escuela y yo en la tarde me haria cargo de ellas.
El primer dia, que era jueves, acudi muy puntual a la escuela y mis niñas ya me estaban esperando, subieron al carro y fuimos al supermercado para comprar los viveres de la comida, pero ellas, sabiendo que podian ser consentidas mas de la cuenta, mejor pidieron que comprara unas pizzas y con eso tenian para comer y cenar. Solo compramos lo indispensable para ya no salir y al regresar a nuestra casa, ordenamos las pizzas por telefono.
Mientras esperábamos al repartidor, mis niñas se quitaron el uniforme y se pusieron a jugar en ropa interior, permitanme describirles a mis pequeñas: Angelica es blanca como su mamá, con cabello negro y ensortijado, con unos ojos negros muy bonitos y a esa edad, lo unico que hacia distinguirse de sus demas compañeritas de la escuela, eran sun nalguitas, redondas y muy levantaditas, unas piernas gruesas y muy bien formadas. Clarita, estaba un poco pasadita de peso, pero tenia una figura muy femenina, tanto que de las tres era la que tenia mas creciditas sus tetitas y una boca pequeña, con unos labios gruesos, muy sensuales, su cabello es castaño, lacio y le lleha a los hombros. Rita, la mas chiquita, estaba delgada y parecia ser la menos agraciada de las tres, le encantaba que la peinaran con dos colitas y tenia”algo” que hacia que todos los que la conocían, la quisieran mucho.

Cuando llego la pizza, se pusieron muy contentas y encendieron la tele de la sala, para poder ver una película mientras comiamos, ellas se sentaron en la alfombra y se veian bonitas, muy inocentes. todo se desarrollaba normal, pero al estar comiendo, angeliquita me pidio que le sirviera refresco porque se le habia atorado la pizza y comenzo a toser mucho, rapidamente le acerque un vaso y ella lo bebio casi de un solo sorbo. Al verla sentada con sus piernitas abiertas, en posición “flor de loto” alcance a ver que su calzoncito se habia corrido un poco a la derecha y podia ver como su pubis estaba completamente lampiño, sus labios vaginales eran muy gorditos y la rayita que los separaba estaba chiquita.
En ese momento mi miembro brinco excitado, pero yo me recriminaba, que como era posible que pudiera sentirme excitado con mi hija, pero no podia evitarlo, era una realidad. Sali al patio trasero a fumarme un cigarro y mis manos temblaban de la excitación que tenia. Pensaba que debia de controlarme, pero la voz de mi hija angelica me saco de mis pensamientos. – papi, hace mucho calor, me puedo bañar? Claro que si, mi niña. Pero deberias de reposar un poco, porque acabas de comer, le conteste. Sonriendo, ella dijo que si y que se iba a jugar con sus hermanas.
Regrese a la sala y pes pregunte si tenian tarea que hacer, ellas contestaron que no y siguieron jugando.

Como a las cinco de la tarde, angelica me pregunto si ya podia bañarse, contestándole que si, no habia ningun problema, las mas chiquitas escucharon y tambien quisieron bañarse. Les prepare el baño y como en la casa tenemos dos baños completos, uno en mi recamara y otro para las niñas, les dije que si querian bañarase todas juntas, o una por una. Todas quisieron bañarse al mismo tiempo y corrieron a cambiarse. Cuando ellas se metieron a la ducha, me dirigi a la recamara de angelica (porque clara y rita tienen otra recamara) y busque las pantaletitas que se habia quitado, al verlas sobre la cama, mis manos temblaron y las toma, vi que en la entrepierna, habia una mancha de humedad, al olerla, supe que eran orines.

Mi miembro me apretaba dentro del pantalón y me senti muy excitado, pensaba masturbarme con el calzoncito de mi hija, pero me di cuenta que nunca me habia masturbado de esa manera. Estaba pensando que hacer, cuando mis niñas me pedian a gritos que fuera al baño. Pense que habia pasado algun accidente y abriendo la puerta del baño, vi que la cortina de la ducha estaba en el suelo y (lo mejor) mis niñas desnudas con sus brazos recogidos sobre su pecho, sus vaginitas escurriendo agua, un espectáculo hermoso, sin duda alguna. rita, la mas chiquita, me dijo que estaban jugando y que por eso se habia caido la cortina. Les dije que no habia ningun problema y cuando me agache a recoger la cortina, las tres al mismo tiempo comenzaron a arrojarme agua, quedando empapado, contentas con su “gracia” solo se reian con ganas. Les dije que tambien me tenia que bañat porque si no me enfermaba, ellas me pidieron: te quieres bañar con nosotras papi?

Comence a desnudarme, pero mi miembro ya excitado no permitia que me quitara el pantalón, me meti a la ducha con mi truza y ellas riendo comenzaron a bajármelo hasta quedar desnudo como ellas. A pesar de que el baño es amplio, los cuatro quedamos muy apretados, las tres querian estar junto a su papa y yo me sente en la orrilla de la tina, pero ellas comenzaron a pelearse. Me enoje con ellas y como las mas chiquitas eran las mas peleoneras, le dije que si seguían asi, se acababa el baño y cada quien a su recamara. Como son muy consentidas clara y rita dijeron que ya no se querian bañar y salieron de la ducha muy enojadas.

Les dije que no era para tanto, que no habia sido un regaño, que regresaran, pero ellas agarraron sus toallas y dijeron que mejor se ducharian en su baño. (bendito carácter heredado de su mamá) para no contrariarlas, iba a salir de la tina, cuando la mano de angeliquita, me detuvo diciéndome: -dejalas papá, total, asi nos bañamos nadamas nosotros. Sin pensarlo mucho, le conteste que solo pondría de nuevo la cortina para que no se mojara mucho el baño, después de acomodar la cortina, cerre bien la puerta del baño con seguro, angelica me pregunto que por que ponia el seguro, contestándole que para que no dieran lata sus hermanas.

Ella sonrio y me dijo: apurate por que si no, el agua caliente se acaba¡ me puse dabajo de la regadera dándole la espalda a mi niña y ella me dio una nalgada sonriendo, no dije nada y comence a enjabonarme, cuando me quite el jabon del cuerpo voltee hacia ella y se quedo soprendida al ver mi miembro erecto, no es muy grande, pienso que es normal, algo como 17 centimetros, pero no dijo nada. Le pregunte si queria que la bañara, ella sonriendo dijo que si, y tomando el jabon comence a pasarlo por sus brazos, las axilas, el cuello, su espalda, sus pequeños pezoncitos comenzaron a erectarse, la puse de espaldas a mi y le dije que abriera sus piernitas para enjabonarla mejor, al sentir mis dedos enjabonando su panochita, abrio mas sus piernas, recargándose mas en mi, quedando mi miembro erecto en su espaldita, al sentirlo, solto un pequeño gemido, le pregunte que si la lastimaba con mis dedos, ella contesto que no, que estaba bien y que sentia muy rico. Con mis dedos busque su pequeño clítoris y comence a frotarlo suavemente, ella solo recargo su cabecita en mi pecho y se empujo hacia atrás, tratando de sentir mi miembro en su espalda.

Todo iba muy bien, pero de pronto quisieron abrir la puerta del baño, por lo que suspendi mi masaje a la vaginita de mi niña. Eran mis otras dos bebés que querian que les diera permiso para salir a jugar, les dije que esperaran porque ya sliamos de bañarnos. Envolvi a angelica en una toalla y le di un ligero beso en los labios, ella no dijo nada pero tampoco se quito. Me puse una bata y salimos del baño, las pequeñas ya se habian cambiado, pero hacia falta que las peinaran, angelica me dijo que no preocupara, que ella las peinaria para que pudieran salir a jugar.

Me recoste en la cama y pensaba hacerme una “puñeta” (masturbación) porque angeliquita me habia dejado muy caliente, solo esperaba que las tres salieran a jugar, para poder masturbarme. Después de unos 15 minutos entraron a mi recamara clara y rita, a pedirme permiso para irse a jugar, solo les dije que no se ensuciaran mucho y que se portaran bien, me extraño que angelica no las acompañara. Una vez solo, busque una película porno, para poder masturbarme a gusto, me acoste y cuando le daba play al DVD, tocaron a mi puerta. Era angelica, que me preguntaba si podia acostarse un rato conmigo, solo traia el pantalón de su pijama y una camisetita de tirantes muy delgada. Solo atine a decirle que con gusto, no habia ningun problema.

Ella se acurruco dándome la espalda, viendo hacia la televisión. Pase mi brazo izquierdo debajo de su cuello y mi mano derecho quedo sobre su estomago, sobre su camiseta comence a acariciarle el ombligo y ella se movia inquieta, pero no cambiaba su posición, mi miembro, comenzo a erectarse y se alojaba en la rayita que divide las redondas y paraditas nalguitas de mi niña. La estrecha mas a mi y comence a besarle el hombro derecho, ella temblaba, pero no decia nada. Al ver que no habia rechazo, le dije: -sabe mi niña que la quiero mucho? Ella solo contesto que si, que tambien ella me queria mucho y que le gustaba que la abrazara como ahora. Pase mi mano derecha por su mejilla y cuella, diciéndole lo suave que tenia su piel, ella solo sonreia. Le dije suavemente: angeliquita, me dejas que te de un beso? Ella dijo que si, pero que no sabia besar, le conteste que solo se dejara llevar. Ella volteo su carita y me ofrecio sus labios, al principio los mantenia cerrados y como yo no queria asustarla, la besaba suavemente, primero su nariz, sus mejillas, sus ojos y finalmente sus labios, me gustaba sentirla temblar ante esta caricia, pero de pronto ella tomo mi cara con sus manitas y mirándome a los ojos me dijo: papito. No quiero que te enojes, pero me puedes enseñar a besar como lo haces con mamá? Le dije que si, que entreabriera sus labios para enseñarle. Ese primer beso lo recuerdo como si fuera ayer, sentirla vibrar, suavemente introduje mi lengua en su boca buscando la suya, cuando entendio que es lo que querie, timidamente hizo contacto con su lengua, rozando la mia, en ese momento, mi pene, estaba completamente erecto y ella lo podia sentir recargado en su cadera.

Después de 10 minutos de besos, le pregunte si le habia gustado, ella sonriendo contesto que era maravilloso. Le pregunte si queria seguir con los besos, ella solo comenzo a besarme, sacando ya mas atrevidamente su lengua para enredarla con la mia, entre beso y beso le pregunte si me dejaba acariciar su cuerpecito. Ella me contesto: que si como cuando me estabas bañanado? Le dije que si le habia gustado, ella me dijo: senti muy rico, si¡ si quiero que me acaricies. Sin dejar de besarnos, lleve mi mano derecha directamente a su entrepierna y pude sentir sobre la tela, que mi niña estaba muy caliente de su partecita, asi que ya sin medir las consecuencias, introduje mi mano debajo de su pijama y comence a acaricir sus pequeños labios vaginales, ella solita separaba las piernas para permitirme mejor acceso, saque mi mano y llenando mis dedos con saliva, volvi a acariciar a mi niña, su clítoris estaba muy duro y podia sentir lo caliente que tenia su vaginita, con un dedo en su clítoris y otro tratando de meterlo en su pequeño hoyito vaginal, ella cerro de pronto sus piernas, quedando mi mano entre ellas, me detuve para preguntarle si le habia causado daño, pero ella me contesto: por que te detuviste? Estaba sintiendo muy bonito¡ era posible que mi niña estaba por alcanzar su primer orgasmo? Le pregunte si queria sentir mas rico que con mis dedos, ella muy emocionada me pregunto que como podria ser? Le dije que tenia que quitarle su pijama para poder “comerme” su panochita. Ella divertida me pregunto que por que le decia panochita a su vaginita, le conteste que tenia muchos nombres, pero a mi me gustaria que nosotros le dijéramos “panochita”, divertida se quito el pantalón de su pijama y me pregunto: y ahora que hago?

Le conteste que solo se recostara y separara su piernitas, asi lo hizo y volvio a preguntarme: y ahora? Le dije que con sus deditos, separara sus labios vaginales y me mostrara como tenia su panochita. Delicadamente ella separo sus labios vaginales y vi que su interior era de color rosita, comence a besarle su hoyito y ella solo gemia suavemente, cuando trate de introducir mi lengua en el fondo de su vaginita ella exclamo: ahhh¡ que rico, sique papi, me gusta¡ empece a succionar su clítoris y después de 5 minutos ella me decia: papi, creo que me orino¡ que rico¡ le dije que no se iba a orinar, que pronto tendría su primer orgasmo y apreto fuertemente mi cabeza en su panochita, como queriéndome enterrar en su pequeño sexo. La deje descansar y al incorporarme para besarla de nuevo, vi que tenia sus ojitos cerrados y una sonrisa de satisfacción en el rostro. La bese suavemente y ella echo su brazos alrededor de mi cuello, besándome ardientemente diciendo: gracias papi, ha sido muy rico, me encanto que me “comieras” como yo estaba muy caliente, le pregunte si ella me queria acariciar, ella me dijo que le explicara como debia de hacerlo, sonriendo me abri la bata, dejando ante sus ojos, mi miembro que estaba por reventar.

Le dije que lo tomara en sus manos y que lo acariciara de arriba abajo, sus manitas estaban calientitas y sudorosas de la emocion, puse mi mano encima de la de ella y le enseñe como debia de moverlas, después ella solita me puñeteaba la verga, cuando empezo a salir el liquido preseminal, le pregunte si queria probarlo, ella sin decir nada, saco su lengua y pasándola por la punta de mi pene, recogio el liquido, se sento a un lado mio, con las piernas abiertas y degustando el liquido preseminal me dijo: esta saladito papi, que es? Le explique que cuando un hombre se calienta, ese liquido se volvia mas espeso, hasta convertirse en “lechita” pero para que saliera, tenia que darle muchos besos a mi verga, ella solo sonrio y abriendo su boca suavemente comenzo a tragarse la cabeza de mi miembro, al sentir sus labios calientes, crei que iba a explotar de tanta excitación que sentia, pero trate de controlarme, pero lo que me ayudo, fue que ella sin querer rozo con sus dientes mi glande y haciendome exclamar un grito de dolor. Ella asustada me pregunto que si me habia dañado, le conteste que si, que no debia de usar sus dientes, tomando su manita le comence a chupar un dedo, explicándole que ella, asi lo tenia que hacer, cuando creyo haber entendido, volvio a mamarme la punta del pene, le dije que tratara de meter lo mas que pudiera, pero como aun estaba muy chiquita, mi bebita solo pudo llegar a la mitad del tronco.

Tomándola de las piernas le dije que se pusiera encima de mi, para poder hacer un “69” ella puso sus piernitas a la altura de mi cabeza y tomándola de sus nalguitas, acerque su panochita a mi boca, al sentirme ella apreto mi pene con su manita, le dije que siguiera mamando el pito de papá, ella volvio a introducir mi miembro en la boca, miestras que yo trataba de meterle lo mas que podia mi lengua en su hoyito vaginal, después de unos tres minutos, me fue imposible, aguantar mas y le dije: “mi niña, ya esta por salir la lechita de papá, quiero pedirte que te la tomes y trates de no desperdicir gota alguna” ella como pudo dijo que si, ya que tenia mas de media verga mia enterrada en su boquita, tomando su cabecita entre mis manos, deje solo la cabeza de mi miembro en su boca, comenzando a soltar chorros de semen en su boca, ella trataba de tragar todo lo que salia de mi pene, pero fue imposible, cuando termino mi eyaculacion, ella aun tenia mi verga en su boca, asi que haciendola rodar a su lado derecho, me enderece aun con mi verga erecta y pude ver que tenia bastante semen en su labio superior y una gota le escurria en la nariz, ella al verme sonrio y me pregunto: papi, te gusto como me comi toda tu lechita? Le conteste que habia sido algo maravilloso, que la amaba y que era mi niña consentida. Le pregunte si le habia gustado la leche de papá, ella me contesto que tenia un sabor muy raro, pero que no le era desagradable. Le adverti que era un secreto entre los dos, ya que ni sus hermanitas ni su mamita, deberían de saber lo que habiamos hecho, porque si no, a mi me iba a ir muy mal. Ella me dijo que no me preocupara, que le habia gustado mucho lo que habiamos hecho y que por nada del mundo queria que fuera la unica vez que lo haciamos, me pregunto si lo podiamos volver a hacer, pero le dije que ya estaban por venir sus hermana, si queria, le podria comer otra vez su panochita y que en la noche podriamos seguir jugando, cuando sus hermanitas estuvieran dormidas. Ella sonriendo me beso y abrio sus piernitas para que le volviera a hacer el sexo oral. Después de que se vino dos o tres veces, nos quedamos dormidos hasta que tocaron la puerta de la casa. Continuara.

Si les gusto este relato, espero sus comentarios en mi correo: exitbear@yahoo.com.mx , cualquiera que sea su opinión, es bienvenida. En proximas entregas sabran lo que ocurrio en la noche de ese jueves y como mis otras dos nenitas, entraron a los juegos de su hermana mayor con su papito.



Más Relatos Eróticos



Relatos Eróticos

Autosatisfacción
Confesiones
Control Mental
Cybersexo
Dominación
Fantasías
Fetichismo
Filial
Gays
Lesbianas
Infidelidad
Intercambios
Interracial
Jovencitas
Maduras
Maduros
No Consentido
Orgías
Primera Vez
SadoMaso
Sexo Anal
Sexo Oral
Transexuales
Voyerismo
Zoofilia
Otros


Ligar y Conocer Gente

- Hombre busca mujer
- Mujer busca hombre
- Gays
- Lesbianas

- Chat
- Webcams
- Amistad
- Cybersexo


Nube de Tags

horoscopo juegos gratis musica noticias monografias casino tarot directorio de blogs tests interpretación de sueños conocer gente peliculas online empleos poker angeles consultorio sexual becas diarios de viajes anime clasificados chistes fotolog videos online monografias