Excitante visita a un table



Por Single a fuerza

Hola mi nombre es Pepe y espero les guste mi relato:
Hace algunos años estuve casado con una bellísima mujer (Roció) con la cual tuve 2 hijos, vivimos mas de veinte años de matrimonio en los cuales tuvimos muchas aventuras sexuales demasiado excitantes.
Esta es una de ellas.
Empezare por describirla a ella. Es alta de muy buen cuerpo excelentes caderas bellísimas tetas piernas de concurso cabello largo rubio (teñido pero bello). Un tanto tímida al principio pero con algunas copas (que yo le daba antes de ir a los lugares sw o tables). Se desinhibía y era más divertida.
Teníamos por costumbre salir a bailar y divertirnos los jueves, viernes y sábados. Ya sea a bares antros sw o table dances, el caso era que ella se vestía siempre con minis sin medias y blusas con escote (sin sostén) bastante pronunciado a lo cual la mayoría de hombres volteaban a disfrutar (cosa que a mí me agradaba mucho).
La primera salida a un table juntos ella se sitio un poco intimidada porque me decía que ahí había mujeres desnudas que cobraban por tomar con los hombres y la gran mayoría tenía unos cuerpos de concurso y aunque tenía curiosidad se sentiría apenada o cohibida. Cabe mencionar que los tables que yo solía frecuentar eran muy buenos y con mujeres de distintas nacionalidades y ella con su cuerpo les podría competir de igual a igual, pero ese era su sentir.
En esa ocasión le dije que iríamos a uno que fuera de los más sencillos, el problema es que yo no conocía ninguno de esas características, pero entonces se me ocurrió que en Garibaldi había uno que cuando pasaba me llamaba la atención y decidí llevarla ahí.
Llegamos como a las 11:00 de la noche y me estacione sobre el eje central y un balet se acercó preguntando si iba al table y le conteste que sí y me tomo el auto para estacionarlo (no sin antes echarse un taco de ojo con las bellas piernas y tetas de mi mujer).
Ella se apenaba de que pasara eso pero yo le daba confianza diciéndole que ahí nadie la conocía y eso la tranquilizaba un poco. Entramos al lugar y era un antro muy pequeño muy sencillo con mujeres comunes que bebían y bailaban en un tubo en una plataforma larga con más o menos 1 metro de altura misma que daba exactamente a la cara de los clientes que ahí estaban. Tomamos una mesa en la pared del lugar (como a cuatro o cinco mesas de la pista) y pedimos unos tragos que nos trajeron inmediatamente.
Yo me fije que todos los clientes se le quedaban viendo a ella comiéndosela de arriba abajo, cosa que al cabo de un rato pasó poco a poco y ella agradeció.
Así pasaron las copas las cuales hacían el efecto deseado en ella y se fue olvidando que estaba en un table y empezó a acariciarme la verga suavemente para poco a poco irla tomando fuerte y apretándola enérgicamente, cosa que yo disfrutaba feliz. Entre beso y beso nos tocábamos todo el cuerpo y yo ya caliente le subía la falda a la altura de la cintura y estrujaba esas hermosas nalgas con mucha fuerza a la vez que subía mis manos a sus hermosas tetas y las sacaba de la blusa para darles unas ricas chupadas a esos pezones fuertemente erectos de placer entre las miradas de los clientes que volteaban a vernos, lo cual me ponía a mil.
Poco a poco fue subiendo más y más el tono de nuestras caricias, al grado que le quite la tanga y le empecé a meter el dedo en su linda y mojadisima panocha rasurada y exquisitamente mojada. Ella no dejaba de gemir en mi oído diciéndome que no parara porque estaba sintiendo delicioso. Ella me saco la verga que para esa hora estaba bien parada y lista para lo que fuera. La introdujo en su boca valiéndole madres que nos estuvieran viendo y me empezó a dar una mamada tan rica que no pude aguantar y me vine en su boca con la fuerza más intensa que había tenido en ese tiempo.
Se tragó toda la leche que le eche en la boca y con su lengua me limpio lo que restaba dejando mi glande reluciente y brilloso. Nos recompusimos la ropa y ella fue al baño a arreglarse y a su vez yo hice lo mismo.
Regresando (me extraño que llegara acompañada de una chica) me comento que ella le pregunto si ella trabajaba en algún otro lugar a lo cual ella contesto que no. Entonces la chica le dijo que si nunca había bailado en un tubo frente a hombres excitados y borrachos y ella contesto que no y la muchacha le dijo que si no quería probar, Ella le dijo que tenía que preguntarme, que la acompañara a la mesa haber que le decía yo.
Me extraño la pregunta porque ella normalmente no era así, le dije que si ella quería hacerlo a mí no me molestaría pero por dentro de mi hubo una explosión de nervios con ansiedad y deseo (claro!!! que me encantaba la idea de que ella bailara y se encuerara delante de todos esos gueyes).
Me jalo y me sentó en una mesa a un lado de la pista y se fue con la chica. El DJ la anuncia como una chica que no es del ahí pero quiere hacer el número, cual es mi sorpresa que la veo salir con un putivestido que no era el que traía y empieza a bailar. Sus nalgas se veían casi en su totalidad, sus tetas hacían esfuerzos por no salirse totalmente y su aureola rosada y deliciosa se veía en plenitud.
Todos los gueyes del antro se pararon, chiflaban, aplaudían y le gritaban cosas que a mí en lugar de enojarme me excitaban. Termina la canción de presentación y ponen una muy calmada para que ella se desvistiera. Nunca pensé que se atreviera, pero me equivoque!!!!! Se empezó a encuerar como una profesional recorriendo la pista de lado a lado cosa que aprovechaban algunos para acariciar sus tobillos cada que pasaba junto a ellos y ella no decía nada.
Cuando se quedó con la tanga se acercó a mí y me dio un beso y se tiro al piso, debo mencionar que esas pistas no son muy anchas y que si estiras la mano fácilmente la tocas, y así sucedió, muchas de las manos cercanas a la pista y algunos de los que al verla en el piso se acercaron, comenzaron a tocarla de arriba abajo a lo cual ella solo quitaba poco pero muy poco a poco las manos.
Yo obviamente estaba entre celoso y súper caliente por semejarte espectáculo, jamás habría imaginado que pasara algo así. La música acabo la gente aplaudió y ella regreso al camerino y volvió a la mesa ya con el vestido que traía, no sin antes al pasar por el antro y escuchar los chiflidos y proposiciones que le hacia la gente una vez más. Me abrazo y me dijo: Que te pareció? Te gusto? A lo cual yo conteste: ME ENCANTO!
Nos dimos un pequeño agasajo en la mesa y pagamos la cuenta, le agradecí a la chica que le hubiera prestado el vestido y el apoyo para que hiciera su show. Llegamos a la casa y cogimos de una manera especial por el show que hizo esa noche.
Espero que les guste la aventura y pronto les pondré más.



Más Relatos Eróticos



Relatos Eróticos

Autosatisfacción
Confesiones
Control Mental
Cybersexo
Dominación
Fantasías
Fetichismo
Filial
Gays
Lesbianas
Infidelidad
Intercambios
Interracial
Jovencitas
Maduras
Maduros
No Consentido
Orgías
Primera Vez
SadoMaso
Sexo Anal
Sexo Oral
Transexuales
Voyerismo
Zoofilia
Otros


Ligar y Conocer Gente

- Hombre busca mujer
- Mujer busca hombre
- Gays
- Lesbianas

- Chat
- Webcams
- Amistad
- Cybersexo


Nube de Tags

horoscopo juegos gratis musica noticias monografias casino tarot directorio de blogs tests interpretación de sueños conocer gente peliculas online empleos poker angeles consultorio sexual becas diarios de viajes anime clasificados chistes fotolog videos online monografias